Cuentacuentos ¿De qué color es un beso?

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

¿De qué color es un beso?, de Rocio Bonilla, es un álbum ilustrado lleno de color, ternura y diversión. Lo escogimos con una amiga para hacer una actividad de cuentacuentos en castellano con niños entre 3 a 7 años, en una biblioteca pública en Alemania.

Si querés saber más de este hermoso álbum ilustrado podés leer nuestra reseña-¿De qué color es un beso? y descubrir las actividades y manualidades para despues del cuento. 

Comenzamos con el Cuentacuentos

NARRACIÓN. Realizamos la narración de la historia de a dos. Mi amiga comenzó el relato presentando a Minimoni y planteando su problema de no saber de qué color pintar un beso. Luego le pidió ayuda a los niños preguntándoles de qué color pintarían ellos un beso. Como cada uno dijo un color diferente… para considerar todas las opciones… seguimos con el cuento. Ella proponía un color y enumeraba las cosas positivas asociadas a este, y yo (“el poli malo”) le decía que eso no podía ser porque… y enumeraba las cosas negativas.

Estuvo muy divertido y los niños nos siguieron el juego durante toda la historia.

ACTIVIDAD. Como actividad para después del cuento y, considerando que tenemos un grupo de edades heterogéneo, decidimos trabajar el tema de los colores mediante una manualidad sencilla.

Dividimos un plato de papel en seis porciones, luego los niños pintaron tres partes con los colores primarios, tres partes  con la mezcla de esos colores primarios, para formar los colores secundarios. Una vez seca la pintura le colocamos sobre el plato pintado otro plato de papel con la figura de un camaleón recortada, gancho mariposa y… a girar!!!

camaleon de colores

Si te gustó o te fue útil esta propuesta de cuentacuentos, te invito a compartirla. Sugerencias u otras ideas para trabajar el libro “¿de qué color es un beso?” e incorporar en este post son siempre bienvenidas! Te animo a escribirlas en los comentarios. Hasta la próxima.