El planeta Lila

Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+

 
Algunas veces pasa y es maravilloso. Eso que pasa cuando un libro infantil logra sacarte una sonrisa de oreja a oreja y sorprenderte de tal manera que no podés dejar de pensar en él. Eso, precisamente eso, es lo que me pasó con “El planeta Lila“. Por qué a decir verdad, el exterior del libro no es para nada llamativo, ni te invitaba a leerlo y, seguramente si hubiese estado buscando en la biblioteca algo para leer en casa o algún libro para comprar en la librería, jamás hubiese elegido ESE LIBRO. Pero por suerte, “El planeta Lila” fue un regalo de su abuela a mis hijos y, como se suele decir…

la belleza está en el interior

 

El planeta Lila

Ziraldo Alves Pinto  (autor & ilustrador)el planeta lila- amazon
Editorial: Ediciones Continente (Argentina, 2014)
ISBN: 9789507544606
Editorial Melhoramentos (1986, Brasil)
 
El planeta Lila - Reseñas Pokape
 
Ziraldo, escritor e ilustrador brasileño, logra transportarnos por un mundo mágico, en donde nuestra imaginación es el componente principal de la historia.
 

Había una vez un bichito tan chiquitito…”

 
Así comienza la historia y así nos tenemos que imaginar a ese bichito chiquitito que se pasaba el día preguntándose “¿dónde estoy?, ¿qué hay más allá?“. Un bichito chiquitito de ojos grandes, que vivía en un planeta lila y que un día decidió construir una nave especial para salir al Universo, porque…
 

estoy casi seguro que el mundo no puede ser nada más que esto: esta inmensidad violeta que parece no tener fin”

 
El planeta Lila - Ziraldo
 
Lo que sigue es un libro sin grandes ilustraciones, donde el autor te conduce por un viaje lleno de color. Violeta, el hogar y lo conocido, blanco, el comienzo de todo y su opuesto… el negro. Luego todos los colores del espectro lumínico para finalmente encontrarnos con el amarillo, que no es un simple color sino una idea.
 
El planeta Lila - pokape
 
El viaje sigue por escenarios poco habituales, llenos de letras y descubrimientos, de esos que ahí estaban y nunca habíamos comprendido.
 

y fue en una de esas noches que se dio la palmadita que uno acostumbra darse en lo alto de la frente cuando entiende, de repente, lo que se quiere entender”

 
Sin duda, una de mis frases favoritas del libro!
 
En ese punto del viaje el bichito de ojos grandes decide regresar a su casa para compartir lo aprendido con los otros bichitos chiquititos como él, que viven su el planeta Lila.
 
el planeta Lila ziraldo
 
Y es entonces, cuando yo ya pensaba que nada más podía sorprenderme, que doy vuelta la página y me encuentro con ESE FINAL, sublime y magnífico (del que no voy a decir ni una palabra más).
 

Analizando el libro con mi lupa

En este caso es necesario una lupa, una muy potente!!! Porque el bichito y la nave son tan chiquitos que no se ven, sólo una pequeña flecha nos indica su ubicación a lo largo de cada página. Y si bien esto hace que los niños más pequeños no puedan disfrutar de esta historia, permite que los más grandes imaginen y vivan el cuento desde otro lado.
 
En mi opinión… simplemente maravilloso!
 
Recuerdo la primera vez que leímos el libro en casa, fue realmente genial ver la cara de Facu y Oli al decirme: “¡pero este libro no tiene ni un dibujo!“o “¡ahí no hay nada!” (señalando la flecha), para luego convenserlos de que sí, que hay algo pero qué es tan chiquito que no se ve y que por eso nos lo tenemos que imaginar!
 

Actividades para después de leer

1- Usando nuestra imaginación.

Después de leer “El planeta Lila” les propuse a mis hijos jugar a que teníamos una lupa muy muy potente y que con esa super lupa podíamos ver al bichito. Lo espiaron dentro del libro y lo dibujaron así como lo veían. Y si bien la consigna fue la misma para cada uno, ellos lo imaginaron a su modo y gusto. Facundo (como no podía ser de otra manera!!) dibujó al bichito insignificante, casi un garabato en un extremo del papel… eso sí, la nave espacial quedó plasmada desde todos los ángulos posibles! Por otro lado Olivia dibujó al bichito en su planeta, con muchos detalles, la familia, su casa, un cuadro y el cohete espacial. Luego lo dibujo solito, estilo retrato.
 
espiando al bichito del planeta Lila
 

2- Armando monstruos.

Un juego muy sencillo y super divertido. Se necesita una lista de las diferentes partes del cuerpo (ojos, boca, orejas, nariz, brazos, manos, piernas, pies, antenas, pelo, bigote, etc…), papel, lápiz y un dado (en casa tenemos un dado extra grande hecho de cartón!!).
 
La lista nos indica el orden de cosas que tenemos que ir dibujando y la cantidad de cada una de ellas se determina al arrojar el dado. Así, por ejemplo, si nos toca dibujar bocas y en el dado sale el número 3, cada uno debe ponerle tres bocas a su monstruo.
 

planeta lila, juegos juegos para después de leer juegos pokape planeta lila, pokape
 
La verdad que es muy divertido… y el resultado completamente disparatado!!
Si te gustó o te fue útil esta reseña, te invito a compartirla. Sugerencias u otras ideas para trabajar el libro “el planeta Lila” e incorporar en este post son siempre bienvenidas! Te animo a escribirlas en los comentarios. Hasta la próxima.
 

-Silvina-

divisoria-roja


 
También podés encontrar muchas más recomendaciones y reseñas de libros infantiles y juveniles ennuestro Rincón de la lectura.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *